martes, 11 de noviembre de 2008

Usos de la Energía Solar

Energía Solar Eléctrica
Todo el proceso de transformación de la luz solar en electricidad se produce por el funcionamiento de paneles fotovoltaicos. Estos funcionan cuando los fotones de la luz impactan contra la superficie de una celda fotovoltaica, estos traspasan su energía a los electrones en el semiconductor, generando con esto un voltaje por cada celda de aproximadamente 0,5 Volt y una corriente que es proporcional a la intensidad de luz. La corriente generada de esta manera es corriente contínua. Esta transformación de energía no necesita calor y al contrario el rendimiento de la celda disminuye con el aumento de la temperatura.

Para poder llevar a cabo la transformación se necesita un panel solar, que necesariamente tiene que estar compuesto por muchas celdas fotovoltaicas conectadas en serie para obtener el voltaje requerido de funcionamiento, que corresponde aproximadamente al número de celdas multiplicado por 0,5. (Horn, 1991)

La energía generada por los paneles fotovoltaicos es posible utilizarla directamente, siempre que exista un consumidor capaz de ajustarse a la variación de la energía generada por los paneles, ya que depende directamente de la intensidad de la luz que reciben los paneles.
Existen diversas maneras de usar en forma directa la energía generada por paneles fotovoltaicos, pero una de las más aplicadas en la agricultura es el bombeo de agua (para riego).

En muchos casos podemos encontrar lugares donde hay grandes lagunas alejadas del sistema eléctrico, y la utilización de bombas alimentadas con paneles fotovoltaicos resulta altamente interesante. Uno de estos sistemas compuesto por ejemplo de 48 paneles y 36 celdas es capaz en un día solar completo en verano en la Provincia de Limarí elevar 300 metros cúbicos de agua a una altura de 6 metros.
No solo es energía inmediata, también sirve en los momentos del año que la energía producida por los paneles se ve disminuida por efectos climáticos como la neblina, nubes o lluvias invernales. La energía es acumulada en tranques de agua de modo de poder disponer de la energía cuando sea necesaria.

Energia solar termica
La energía solar térmica consiste en el aprovechamiento del calor solar mediante el uso de colectores o paneles solares térmicos. De manera muy esquemática, el sistema de energía solar térmica funciona de la siguiente manera: el colector solar capta los rayos del sol, absorbiendo de esta manera su energía en forma de calor, a través del panel solar hacemos pasar un fluido (normalmente agua) de manera que parte del calor absorbido por el panel es transferido a dicho fluido, el fluido eleva su temperatura y es almacenado o directamente llevado al punto de consumo.

Las aplicaciones mas extendidas de esta tecnología son el calentamiento de agua sanitaria , la calefacción por suelo radiante y el precalentamiento de agua para procesos industriales. En cuanto a las instalaciones, podemos encontrar desde equipos compactos para dotar de agua caliente sanitaria a una casa, hasta instalaciones más complejas con fluidos caloportadores distintos al agua, intercambiadores de calor, grandes depósitos de acumulación, etc.

Actualmente podemos afirmar que el aprovechamiento de la energía solar térmica es una tecnología fiable, que las inversiones realizadas en general son amortizables sin la necesidad de subvenciones, y que se trata de una alternativa respetuosa con el medio ambiente.